QUE DIOS SEA LOADO

La Congregación de Misioneras Guadalupanas, le agradecemos a Dios por su infinita misericordia, quien nos a concedido celebrar los 100 años de Fundación, y a ejemplo de Nuestros Padres Fundadores, fuimos a la Basílica de Guadalupe a renovar nuestra consagración como familia religiosa a Dios y a Madre Santa de Guadalupe, quien es nuestra Reina, Madre, Señora y Maestra para nosotros.

La Celebración Eucarística se llevó a cabo a las 10:00 am., fue precedida por Monseñor Eduardo Chávez Sánchez y concelebrada por 10 Sacerdotes, algunos de los cuales son exalumnos de nuestros colegios y otros amigos.

Posteriormente compartimos los alimentos que el Señor nos concedió.